Desahogo*

Por Carlos Ascanio**

Hasta ahora siempre he utilizado la red social con mensajes de optimismo, de superación, mensajes religiosos que muestran mi amor incondicional a Jesús. Pero hoy conté de 5000 para atrás, respiré profundo, medité, y nada, la calentera o arrechera es grande. ¿Hasta dónde hemos llegado? No puedo ejercer mi profesión como debe ser. En caso de un infarto no hay contraste para cateterismo, no hay material, no hay drogas, no hay trombolíticos, no hay antihipertensivos, ni nitroglicerina. Hay a veces que responder que “compre contraste en Colombia, en Mercado libre; Compre a Dolar libre (600 BsF/$US)”. No hay Radio-Isótopos para estudios, no se pueden hacer gammagramas, no se consiguen cupos para Resonancia Magnética. Dentro de poco nos conformaremos de mirar el iris de los pacientes para hacer diagnósticos, o el color de las orinas para ver que patologías podría tener el paciente.caa. Imagen final artículo de Carlos Ascanio

¿Hasta donde es tocar piso? Recibo llamadas de todos lados del país para ver si puedo recibir pacientes porque no se pueden solucionar en su sitio de origen, eso sumado a que los médicos recién graduados se fueron y con razón y que los especialistas jóvenes también se han ido…

¿A dónde vamos a parar? Pareciéramos ir a la quiebra y miseria total. Es el objetivo de este gobierno…

Vemos a los pacientes enchufados llevar insumos, salir del país y hacerse los estudios afuera con dinero del gobierno (pero en teoría es de todos los venezolanos).

No se ve ningún comunicado de las Sociedades Científicas, Colegios Médicos, Federación Médica Venezolana, etc., etc., en forma contundente denunciando esto. A veces hay algunas declaraciones de esos entes en forma esporádica y simple.

Todo esto que estoy contando es a nivel de Clínicas privadas y de todo tipo, desde las tipo A incluso…

¿Dónde están los seguros? ¿Qué responden? ¿Cómo resolver los problemas de sus afiliados? ¿O no es problema de ellos? No vengan a venir con la excusa de mercantilismo médico, de que queremos hacernos ricos, y con todos esos mismos discursitos de siempre. No hay material para trabajar…
¡Me imagino como están los hospitales públicos…!!!

Trabajé 30 años en la administración pública, en el Hospital Vargas y Universitario y nunca ví esto igual, con carencias de algunas cosas, de malas políticas de salud, pero se resolvía… Hace 15 años pusimos 1000 Stents coronarios en el Hospital Universitario, cuantos aplicamos hoy en día? El Servicio de Cirugía Cardiovascular del HUC cerró, egresó a los pacientes, apagaron las luces y cerraron sus puertas. La enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte. No parece haber dolientes…

En privado llegamos a tener una medicina de primer mundo y vamos aceleradamente para atrás, equipos dañados por falta de repuestos (que se adquieren a US$ libre), etc., etc. ¿Cuál es la respuesta? ¿Guerra económica? ¿El capitalismo de la empresa farmacéutica? Cada vez es una declaración más estúpida que la otra.

Disculpen pero estoy muy irritable, esta situación es totalmente caótica y no vemos reacción del gobierno, ni de la oposición, ni del pueblo en general. Disculpen mis maestros no me ensañaron a ejercer este tipo de medicina. No me puedo acostumbrar…

Mi hijo recién egresado, se encuentra en España haciendo su postgrado en cirugía de tórax como Residente de primer año y, tiene que estar pendiente para salir en avión hacia algún sitio a buscar un pulmón de algún donante y, luego llevarlo a que lo trasplanten. Salen en aviones ejecutivos de último modelo, dos jet, que son propiedad de Servicio de Cirugía de Tórax, y es un hospital público sostenido por el gobierno local. Otro mundo. Cómo creemos que pueden regresar? Y tenemos los recursos… Bueno ya drené algo, pero me sigue la rabia. Pero repetiré mil veces: Dios es bueno… Dios es bueno todo el tiempo…

*Tomado de un correo electrónico personal recibido

**Médico cardiólogo y hemodinamista venezolano

Anuncios