Interminable lista roja

Alberto Jordán Hernández

Periodista

Alberto Jordán Hernández

Alberto Jordán Hernández

El Parlamento que, anuncia concretar la salida del régimen en el primer semestre del año, decide someterse a decisión de la Sala Electoral del Tribunal Subalterno de Justicia (TSJ), designado con violación constitucional ante “pancadas de ahogado” del oficialismo al quedar en minoría. El capitán diputado Pedro Carreño lanza cuchillo para su pescuezo, al tocar tema que eludían: ¿Habrá algún ciudadano en desacuerdo con que se luche contra narcotráfico?”

De abreboca el opositor Julio Montoya les recordó que en Europa se denuncia que Venezuela encabeza lista de drogas decomisadas en puertos y aeropuertos; el Cartel de los Soles, para incomodidad del diputado militar señalado de liderarlo; la negativa oficial de investigar al capo Walid  Makled, carnetizado de la Guardia Nacional y del TSJ quien presentó larga lista de funcionarios, altos oficiales incluidos, que recibían millonarias sumas de dólares; y que disfrutaba de una concesión en Pequiven de urea (químico usado para elaborar drogas), así como –agregamos nosotros- una línea área y uso de terminales marítimos.

Y cerró con mención de los narcos sobrinos de la diputada Cilia Flores: Franqui Flores y Efraín Campo Flores, quienes con pasaporte diplomático y en avión piloteado por Mayor de Fuerza Aérea y usando pista presidencial trasladaban 800 kilos de cocaína que intentaron introducir a EEUU, donde están presos.

Por primera vez en más de 2 meses de prisión la “primera combatiente” reaccionó en público: “DEA cometió delitos de secuestro y la defensa se encargará de probarlo”. Sorprendida la segunda defensa (una primera renunció), negó haber recibido prueba “y no puedo asegurar que hubo secuestro”.

 Ya lo había adelantado el hombre de La Hojilla Mario Silva por canal oficial (VTV): “EEUU con sus órganos de inteligencia más la DEA han secuestrado a los 2 muchachos”.

El express magistrado del TSJ Calixto Ortega quien como cónsul de Venezuela en Nueva York, hizo contacto con la DEA, que llevaba 8 meses investigando.

Como ataques “imperialistas y emboscadas” calificó por única vez en cuenta de Twitter, Nicolás Maduro.

Así como mira flores es un juego de palabras que asocia al Palacio Presidencial con narcotráfico, el legislativo se ve asoleado por nefasto delito.

El general Hugo “Pollo” Carvajal a quien EEUU reclama por ese delito, electo diputado oficialista por Monagas fue puesto en palestra por el actor Sean Penn con el caso Chapo Guzmán. Se le señala de intermediario para entrevista con el capo mexicano.

Mucha tela que cortar. Según Telemundo los narco sobrinos testificarían que actuaban en conexión con Diosdado Cabello y el gobernador de Aragua Tareck Zaidan ElAissami Maddah.

Para mayor desgracia, del clan de 42 enchufados: hermanos, sobrinos, primos, nuera, exmarido y allegados de Flores, algunos figuran en narco corrupción.  Los presos señalaron al considerado sobrino de la “primera combatiente”: Eric Malpica Flores, catalogado de los civiles más poderosos por recursos manejados y funciones nada menos que tesorero de la República y administrador de finanzas de PDVSA. Le acusan de agente para el lavado de dinero procedente del narcotráfico con bonos de sus operaciones.

Otro testimonio: el del capitán de corbeta Leamsy Salazar, quien fuera jefe de Seguridad del idolatrado Comandante, asilado en EEUU, afirma que Walter Jacob Gavidia Flores, hijo de Cilia y el homónimo hijo de Maduro utilizaban aviones pequeños de PDVSA para transportar droga.

Razones de espacio obliga a postergar comentarios sobre escándalos que hacen interminable la lista narco roja, que para mayor calamidad, nos desgobierna. We will come back.

Al MARGEN: Aunque lo imponga la oficialista Globovisión, por ética sus periodistas deben dejar de indignar al calificar de “denominados” a los presos políticos”.

Jordanalberto18@yahoo.com.