¡Nicolás, la misión de SIDOR es hacer acero!

Adalberto Mazeira

Ingeniero metalúrgico

ama. SIDORSIDOR, empresa estatal rescatada de las manos de uno de los monopolios del acero mundial: Ternium, está diseñada para desarrollar toda la línea ferrosiderúrgica, logrando autoabastecerse  en los procesos medios de sus propias materias primas, necesitando algunas otras que produce el mercado nacional y del mercado internacional. Pareciera obvio afírmalo, pero su misión es darle valor agregado a nuestra materia prima, que está en nuestro suelo y para ello debe producir acero.

El ciudadano común de Guayana maneja varias tesis de la hoy casi paralizada Siderúrgica del Orinoco “Alfredo Maneiro”, una de ellas es que si bien es cierto que era justica social ingresar a los tercerizados a la nómina fija de SIDOR, no deja de ser cierto también la estela de corrupción que generó este proceso de ingresos, denunciado en su momento por SUTISS (Sindicato Único de Trabajadores de la Siderúrgica del Orinoco y similares) en los medios regionales, denuncias que generaron la destitución de gerentes de talento humano, que por desgracia hoy están en plena funciones en otras empresas estatales, como el caso del proyecto “Siderúrgica Nacional José Ignacio Abre e lima”, sin inhabilitación alguna.

Este ingreso de personal distinto a Sidor (muchos ingresos provenían del sector construcción del estado Bolívar) ha generado falta de identidad organizacional y falta de compromiso para con la empresa que le genera el sustento diario , en algunos casos también ocurre con el mismo personal que laboró años como tercerizados, hoy día se acogen a la figura del reposo y a la negación de realizar actividades que antes eran habituales cuando fungían como trabajadores de contratistas explotadoras dentro de la planta .

Pero la tesis que cobra mayor fuerza es que una empresa como la siderúrgica, que tiene procesos de mucha complejidad, debe ser dirigida por técnicos y  no por militares que desconocen los procesos y además ponen trabas en el desenvolvimiento de los mismos, lesionando las relaciones laborales, un tema delicado que irrumpe la paz laboral de esta factoría y atenta contra la propia empresa.

 Hoy el país sufre un impacto feroz por el fenómeno ambiental el Niño, que como dice el mismo ejecutivo no es un juego, es cierto y palpable, pero la desplanificación en ese sentido ha golpeado a la empresa siderúrgica; las plantas de generación termoeléctricas, que se adquirieron en la gestión de Rodolfo Sanz, nunca funcionaron y están en los patios a la intemperie  cada día deteriorándose más, sin que haya un responsable que por lo menos haya recibido una sanción administrativa, lo que genera indignación y rabia en el común que ve como recursos cuantiosos, para paliar una situación, se pierden ante la mirada inerte de quienes dirigen una industria tan vital para el estado venezolano.

La sugerencia de la burocracia militar, como la denominan los Sidorista, es apagar los hornos de las acerías eléctricas para obviamente bajar el consumo de energía, pero denuncian los trabajadores que hace un par de años no existía el fenómeno del niño y, en el caso de la acería de planchones, de 6 hornos funcionaban dos, además, desde ese mismo tiempo no se produce en la Siderúrgica del Orinoco hojalata, por ende los mercados de enlatados nacionales están escasos de tan apreciada materia prima encareciendo los costos de las latas, además la hojalata genera importantes ingresos a la planta siderúrgica por ser considerado como material “lomito”, parece increíble pero uno de los problemas que generan la no producción de hojalata es la goma del tanque de ácido del área de decapado, que no ha sido sustituida, según afirman los trabajadores por falta de asignación de recursos por parte de la gerencia militar.

Actualmente la siderúrgica se mantiene vendiendo sus materias primas intermedias como lo son la pella de mineral de hierro (hierro piroconsolidado) y HRD (hierro de reducción directa), cuando, producto de la desinversión y la dejadez, debería estar produciendo productos planos laminados en caliente y en frio, que generan importantes recursos a la empresa y por ende al estado venezolano, los trabajadores piden a gritos que sean designados técnicos de la propia empresa en las gerencia, para encaminar la planta hacia una ruta productiva, y sea destituida la cúpula militar que mal gerencia la industria, y que se cumpla la misión de SIDOR, que no es otra que producir acero, no vender materias primas ferrosas, Nicolás, ésa es la misión.

http://www.aporrea.org/endogeno/a226462.html